Es probable que yo esté en un avión mientras lees esto. Mi esposo y yo vamos a disfrutar de unas vacaciones, unas verdaderas vacaciones con hoteles, buenos restaurantes y diversiones, adentro y al aire libre.

El comienzo de la Cuaresma es el momento perfecto para comenzar un viaje, el momento perfecto para liberar la limitación y la futilidad de los últimos dos años.

Tuve cierta ambivalencia sobre viajar mientras planeábamos nuestro viaje. Me preguntaba si deberíamos hacerlo. ¿Dónde estaremos con la pandemia? ¿Valdrá la pena el riesgo?

Esta aprensión me llevó de vuelta a los primeros días de la pandemia. Recuerdo cómo me quedaba en casa día tras día y me sentía comprimida y restringida. De repente, mi casa se sentía pequeña. Todo lo que podía pensar era en cuánto extrañaba todo lo que solía hacer. Estaba preocupada con pensamientos de precaución, mas deseando salir, ver gente y hacer cosas.

Ahora, después de dos años, la restricción se ha convertido en la vida que conozco. Mi esposo y yo rara vez salimos, y cuando lo hacemos, es solo después de considerar detenidamente si vale la pena correr el riesgo de exponernos al covid. Me he acostumbrado a una vida condicionada y limitada.

Pero la vida no está determinada a ser condicionada y no estamos destinados a tener vidas limitadas.

La limitación se infiltra

Sospecho que mi reacción a la pandemia es un buen ejemplo de lo que le sucede a la mayoría en un momento u otro.

Las creencias limitantes que se arraigan en la mente a menudo comienzan como reacciones razonables a los desafíos de la vida. El resentimiento, el juicio rápido, la reacción temerosa, todo pudo haber tenido sentido en ese momento.

La Cuaresma es una oportunidad, una invitación a encontrar lo pequeño, lo cerrado, lo limitante y liberarlo consciente e intencionalmente.

Pero con el tiempo, incluso cuando los detalles se desvanecen, el sentimiento se asienta, hunde sus raíces en nuestras mentes y crece lentamente. Cada vez se nos hace más fácil identificarnos con nuestros problemas y menos con nuestro potencial.

Te invito a tener esto presente en tu vida. Incluso si no estás consciente de tus creencias, encontrarás evidencia de ellas en lo que tu vida te muestra. ¿Te sientes alegre y optimista? ¿Recibes el día con una expectativa positiva o con tedio y temor? ¿Sientes gratitud por las bendiciones en tu vida y esperas anhelosamente que lleguen más bendiciones o lamentas lo que te falta y te preocupas por no tener suficiente?

En mi caso, mi reacción ante una pandemia mundial me mantuvo en casa y limitó mis viajes. Pero poco a poco, dejé que me limitara cada vez más a medida que pasaban los meses. Comencé a alejarme de la vida, de la conexión, de la alegría.

Una oportunidad para crecer

La Cuaresma es una oportunidad, una invitación a encontrar lo pequeño, lo cerrado, lo limitante y liberarlo consciente e intencionalmente, creando un espacio para la renovación a medida que lo expansivo, lo ilimitado, lo divino comienza a florecer y nos lleva de regreso a nosotros mismos.

Por ello la Cuaresma es un tiempo tan poderoso. Una práctica de Cuaresma puede ayudarnos a descubrir y transformar una creencia limitante, de manera que podamos vivir con libertad espiritual en lugar de con la limitación humana.

Sin darme cuenta, me conformé con la idea de que la vida ahora está destinada a ser aburrida, repetitiva y carente de diversión. El que la fecha de mis vacaciones coincida con el comienzo de la Cuaresma es una coincidencia; sin embargo, estaré consciente de lo que libero a medida que encuentro que mi nuevo ser se divierte, haciendo cosas nuevas en un lugar en el que nunca había estado.

Ha llegado el momento de dejar atrás la limitación. Estoy lista para la exploración, la diversión y un panorama amplio e ilimitado, tanto por fuera como por dentro.

Acerca del autor

La reverenda Teresa Burton es ministra ordenada de Unity y maestra licenciada de Unity. Burton, es una oradora dinámica e instructora creativa, hace que las enseñanzas de Unity sean fáciles de entender y divertidas de aprender. Antes de responder al llamado al ministerio, trabajó como editora durante más de 25 años en varios puestos en publicaciones impresas y digitales.

Más

No Results