La alegría que habita en el presente

Escuchar reír a un niño mejora nuestro estado de ánimo y nos hace sonreír. Por un instante, la alegría del niño alivia la mente cansada. Por vivir en el presente, los niños pueden expresar el don de la alegría que habita en cada uno de nosotros.

Las cosas no tienen que ser perfectas para que un niño sienta gozo. Había una niña con Síndrome de Down que recibía terapia de caballos donde mi hijo lo hacía. Yo esperaba verla cada semana. Ella aparecía sonriendo y disfrazada con un tema en particular. Yo le preguntaba a su papá: “¿Quién somos hoy?” y, en su mayor parte, cada semana era diferente.

Al hacer espacio para la imaginación, el deleite y la alegría de los niños, somos elevados a un mundo de posibilidades ilimitadas para expresar nuestro gozo, y éste se refleja en nuestras interacciones con los demás y en nuestras expectativas de bien.

El día que vino vestida de princesa está especialmente vívido en mi mente. Llevaba un hermoso vestido rosado, una corona dorada, sus botas de montar y una varita mágica. Ella también nos dejó saber que ese día su caballo era un unicornio. Realmente era un encanto, y su magia era el gozo esparcía a su alrededor. Sin impedimentos, estaba creando el mundo en el que ella quería vivir, y el núcleo de este era alegría pura.

Podemos apoyar a los niños en nuestras vidas alentándolos mientras crean una visión de gozo y promesa. En este momento sentimos incertidumbre, inseguridad, miedo, entre otras emociones, y los niños perciben e interpretan las circunstancias de acuerdo con lo que ven de los adultos en sus vidas.

Al hacer espacio para su imaginación, deleite y alegría, nosotros también somos elevados a un mundo de posibilidades que fomenta nuestra propia felicidad y que se refleja en nuestras interacciones con los demás y en nuestras expectativas de bien.


Una oración de gozo y felicidad para los niños

Encontremos ese espacio de gozo en nosotros a medida que avanzamos hacia un momento de oración. A medida que centramos nuestros corazones y mentes en el gozo sagrado que mora en nosotros, nuestras preocupaciones, temores y desafíos se disipan.

Visualizamos que nuestros corazones se unen con alegría a los corazones de los niños amados en nuestras vidas.

Dejamos de poner límites a lo que es posible, y abrazamos lo que es real y perdurable. El gozo es real y perdurable.

Nos comprometemos a mantener un lugar seguro para que los niños exploren con su imaginación y sean libres de vivir su esencia feliz.

Soltamos, liberamos y confiamos en que el gozo iluminará el camino que los lleva a una vida en la que pueden ser quienes realmente son como creaciones divinas.

¡Permitamos que se nuestros corazones salgan a jugar con todos los niños del mundo!

Amén.

Una oración familiar compartida sobre el gozo y la felicidad

Oramos juntos con un sentido de alegría y posibilidad.

Elevamos la mirada más allá de lo que vemos o escuchamos en las noticias. Jugamos en el suelo fértil de nuestra imaginación.

Dejamos de poner límites a lo que creemos que es posible. Todo es posible, lo que incluye una vida feliz y plena aquí y ahora, para nosotros y para nuestros amados niños.

Los niños son expresiones del gozo de Dios.

A medida que avanzamos en estos tiempos inciertos, reclamamos nuestro gozo, compartimos nuestro gozo y permitimos que sea la brújula en nuestro viaje hacia un futuro lleno de bendiciones felices.

¡Y así es!

Juntos afirmamos:

Todos los niños son bienvenidos a orar con los asociados del Ministerio de Oración de Unity.

Para oración, llamar al:
1-816-969-2020

Internacionales
01-816-969-2020

Envía tus solicitudes de oración a:

Ministerio de Oración de Unity
1901 NW Blue Parkway
Unity Village, MO 64065

Acerca del autor

La Rev. Adriana Segovia ha trabajado en la Sede Mundial de Unity durante más de 30 años como editora y estratega en español de La Palabra Diaria y más. Fue ordenada por Unity en 2002 y tiene una maestría en administración de empresas de la Universidad de Baker.

Headshot Rev. Adriana Segovia, Pink Shirt

Más

No Results