Un año nuevo y una persona nueva

¡Feliz Año Nuevo! No lo digo por decir. Esta vez, recibo enero con un entusiasmo y optimismo que me han sido esquivos los dos últimos años.

Durante mucho tiempo, no entendí el poder y el potencial que trae consigo el nuevo año.  En realidad, las fiestas me parecían una especie de decepción después de la diversión y la frivolidad de la temporada navideña. El día de Año Nuevo llegaría y con él volvería a la seriedad y la disciplina.

Como muchos, pensaba en cosas en las cuales enfocarme o renunciar con el objetivo de ser más saludable, más feliz o más productiva y organizada.

Y como muchos también, mis intenciones generalmente se desvanecían a principios de febrero.

No fue hasta que descubrí a Unity y comencé a participar en las poderosas ceremonias de la Vasija Ardiente y la Piedra Blanca que me di cuenta de lo transformador que puede ser liberar y mantener las intenciones.

La tradición de las ceremonias de Unity me permitió cambiar mi forma de pensar sobre el poder de dar la bienvenida al nuevo año desde una perspectiva espiritual y a considerarme a mí misma como un ser divino.

El poder de liberar

Tiene sentido que, para dar la bienvenida a algo en nuestras vidas, necesitamos hacer espacio para ello, ¿no es así? Lo mismo ocurre con nuestras vidas espirituales. A lo largo de los años, muchos de nuestros pensamientos se convierten en creencias. Ocurre de manera tan imperceptible que ni siquiera nos damos cuenta, y en poco tiempo nuestros pensamientos se convierten en nuestra visión del mundo y comenzamos a decir cosas como: "Así es la vida".

Pero el tercer principio de Unity —Nuestros pensamientos tienen poder creativo para influir en los acontecimientos y determinar nuestras experiencias— nos dice lo contrario. Nos recuerda que estamos creando nuestras vidas con el poder de nuestro pensamiento. ¿No es lógico que tengamos el poder de cambiar esos pensamientos?

Tus dones son muchos y tu poder es mayor de lo que crees. Que este sea el año en que aceptes estas verdades en tu corazón y vivas con valentía como el ser espiritual que eres.

Tal vez esa es la razón por la que tantas resoluciones de Año Nuevo no duran. La intención está ahí. El deseo también. Pero por sí solos no pueden superar creencias arraigadas que nos mantienen atrapados en los patrones de los que tanto deseamos liberarnos.

Ahí es donde entra en juego la Vasija Ardiente . El proceso de nombrar lo que hay que liberar, escribirlo y luego ver cómo se destruye es purificador e incluso transformador. Es un poderoso recordatorio de que no estamos atados a nuestras historias personales ni condenados a hacer lo que siempre hemos hecho.

Cuando participo en una ceremonia de la Vasija Ardiente, me siento más ligera, como si se hubiera despejado un espacio en mi mente y en mi alma para que entre algo nuevo y maravilloso.

La libertad de crear

La Ceremonia de la Piedra Blanca es el complemento perfecto de la Ceremonia de la Vasija Ardiente y un gran estímulo para comenzar a establecer una intención para lo que el nuevo año podría traer.  Es una invitación a escuchar al Espíritu interior y discernir un mensaje que lleva el "nombre nuevo" con el que trabajaremos durante todo el año.

Este es un proceso maravillosamente intuitivo. No se trata de pensar o desear, sino de saber y confiar en que estamos siendo guiados por el Espíritu interior para aspirar a la expresión más elevada de nuestra divinidad.

Escribir un nombre nuevo en la piedra blanca es una declaración de fe de que somos ante todo seres espirituales y un recordatorio importante de que no emprendemos nuestros cambios y desafíos terrenales solos.

Con un nombre nuevo, fuerza, poder, cambio o cualquier otra cosa que nos llegue, podemos recibir el nuevo año con una fortaleza interior que la mera fuerza de voluntad humana no puede igualar.

Confía en tus dones espirituales

Por lo tanto, a medida que avanza el nuevo año, intenta impregnar tus resoluciones con el conocimiento de tu identidad espiritual. Cuando vayas al gimnasio, limpies tu casa, ejerzas paciencia o intentes mejorar de alguna u otra forma, confía en que no estás atado por tu pasado ni limitado por tu visión del futuro. Eres tan divino como humano. Tus dones son muchos y tu poder es mayor de lo que crees. Que este sea el año en que tomes estas verdades en tu corazón y vivas con valentía como el ser espiritual que eres.

Acerca del autor

La Rev. Teresa Burton es ministra ordenada de Unity y maestra licenciada de Unity. Burton, es una oradora dinámica e instructora creativa, hace que las enseñanzas de Unity sean fáciles de entender y divertidas de aprender. Antes de responder al llamado al ministerio, trabajó como editora durante más de 25 años en varios puestos en publicaciones impresas y digitales.

Más

No Results